Algo huele a podrido en Moda Operandi

El equipo de Moda Operandi en 2012. De las cuatro de la primera fila solo queda una. ¿curioso no?

El equipo de Moda Operandi en 2012. De las cuatro de la primera fila solo queda una. ¿Curioso no?

Creédme, este post me duele más a mí que a vosotros. Primero porque la idea de poder comprar las colecciones tan solo unos días después de que hayan sido presentadas sobre la pasarela me parece soberbia y segundo porque considero que detrás de Moda Operandi hay un gran equipo de profesionales. Sin embargo, algunas de esas grandes profesionales han ido abandonando el barco de manera apresurada aunque, eso sí, unas haciendo más ruido que otras. Entremos en materia así, sin paños calientes.

El primer caso y el más extraño de todos es el de Roopal Patel. Patel, quien anteriormente trabajó para Neiman Marcus y ahora lo hace en otra web de compra online, Farfetch. abandonó el barco solo siete meses después de sumarse al equipo de Moda Operandi como Directora de Moda, sin dar explicaciones y sin un comunicado en el que se informase de su salida. De hecho, nos enteramos de su partida mucho tiempo después de que esta se produjera.

La segunda salida y quizá la más sorprendente es la de Áslaug Magnúsdóttir, co-fundadora de Moda Operandi, quien se negó a comentar los motivos de su salida aunque un artículo del New York Post sugiere que se debió a los rifirrafes que ésta tenía con su socia, Lauren Santo Domingo. “Lauren felt Aslaug wasn’t hip and cool enough”. Como veremos luego, esta frase puede que sea la clave para entender todas estas salidas.

La última que hemos conocido hace tan solo unas horas es la de Taylor Tomasi Hill, quien en un escueto email anunciaba a sus compañeros de profesión su salida de Moda Operandi: “After two years with M’O the time has come to move forward with the next chapter. This Friday is my last day with M’oda …”

Volviendo al tema del “cool enough“, quizá éste sea el motivo principal de estas salidas. Y es que una de las cosas que más llama la atención es lo bien posicionadas socialmente que están muchas de las MOdettes (como ellas mismas se hacen llamar) y principalmente, las más tienen una posición más enfocada al ojo público. En uno de los párrafos de un artículo dedicado a Moda Operandi que publicó hace unos meses el Wall Street Journal – bastante interesante por cierto – es donde se ve mas claro:

Indre Rockefeller, 32, is a former assistant to Anna Wintour and the wife of a Rockefeller heir; the social media manager is Hayley Bloomingdale, 27, the granddaughter of retail heiress Betsy Bloomingdale; and their marketing chief, Ashley Bryan, 40, a former Net-a-Porter executive, is the daughter of Shelby Bryan (Anna Wintour’s longtime boyfriend). Taylor Tomasi Hill, who prefers not to disclose her age, is a former Marie Claire style director and something of a fashion celebrity, liable to get mobbed outside shows by fans and street-style photographers. Meanwhile, Lauren Santo Domingo, a Greenwich, Connecticut, native whose wedding to the son of a Colombian billionaire received 10 pages of coverage in Vogue, has been named by the New York press as a contender for late society doyenne Brooke Astor’s empty seat.

Dejando por un momento a un lado el caso de Taylor Tomasi Hill, sorprende que el resto de las que allí aparecen: Indre Rockefeller, Hayley Bloomingdale, Ashley Bryan y, por supuesto, Lauren Santo Domingo, todas están relacionadas de algún modo con las altas esferas sociales.

Como se aprecia en el artículo, el punto fuerte de Taylor para Moda Operandi es el hecho de que la texana sea una de las net-celebrities favoritas de los blogs de street style, una etiqueta de la que, según cuentan algunas webs, Taylor está intentando zafarse en las últimas temporadas reduciendo sus apariciones durante las Semanas de la Moda lo máximo posible y apostando por repetir prendas y llevar looks menos llamativos, todo ello con la finalidad de que su profesión vuelva a ser lo más importante y no la ropa que lleva puesta. ¿Puede ser esta búsqueda de un mayor anonimato y por tanto, menos presencia ante el público, la razón por la que Taylor haya dejado de ser la directora artística de Moda Operandi? Ahí lo dejo.

¿No os recuerda un poco todo esto a un patio de colegio en el que las populares desprecian a las que no lo son? Quizá las oficinas de Moda Operandi siguen siendo eso, un colegio (eso sí, del Upper East Side).

ACTUALIZADO: WWD recoge hoy la salida de Taylor Tomasi Hill de Moda Operandi y alude a fricciones entre ella y Lauren Santo Domingo como motivo de su marcha. Santo Domingo le habría prometido a Hill una participación accionarial en Moda Operandi que no se ha materializado porque la junta directiva ha rechazado la propuesta.

ACTUALIDAZO: Tras la salida de Taylor Tomasi Hill, también han dejado Moda Operandi Danielle Prescod (por Elle US) e Indre Rockefeller (por Delpozo).

Parece que lo que huele mal en Moda Operandi empieza por Lauren y acaba por Santo Domingo.

3 pensamientos en “Algo huele a podrido en Moda Operandi

  1. Muerta me he quedado esta mañana leyendo la noticia de que T.Tomasi dejaba M.O., pero ahora sabiendo todo lo demás ya si que estoy “bajo tierra”… antes o después la verdad saldrá a la luz, y veremos como este último abandono afecta al proyecto, porque ella me parecia un pilar fundamental!

    XX

  2. Pingback: M2Malletier, la firma de bolsos española favorita de las fashion insiders a la conquista de Holywood | Becaria de la Moda*

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s