El mundo clon: de originales, clones y copias descaradas

clones-acne-givenchy-sheinside-2014

El tema de los clones en el mundo de la moda es algo peliagudo. En los últimos años las copias se han vuelto el pan nuestro de cada día, y aunque confieso que me divierte el hecho de entrar a una tienda o web e ir a la caza y captura del clon, entiendo que es un grave problema para la industria de la moda.

Las excusas que se ponen a la hora de justificar los clones suelen ser dos. La primera, que de esta manera acercas al gran público las tendencias de la pasarela y la segunda, que las personas que compran la versión clon son diferentes de las que compran la versión original, por lo tanto, que exista una versión low-cost no afecta a las ventas de la prenda o complemento en cuestión.

Respecto a la primera justificación, yo entiendo que las tendencias mandan y si Balenciaga ha puesto de moda las prendas craqueladas, saques tu versión de ellas. Pero, ¿es necesario sacar un modelo exacto al de la firma?

Y rebatiendo el segundo argumento, pongamos como ejemplo las sandalias de Chloé de las que he hablado antes. Si yo me gasto más de 500 euros en este modelo, no me hace ninguna gracias que venga una tienda low-cost y saque su versión a un precio que poco tiene que ver con el de la versión original. Y si me entero del clon antes de comprarme el modelo de Chloé, puede que incluso desista de comprármelas temiendo que se convierta en una plaga y deje de hacerme ilusión tenerlas. Por tanto sí, puede que el público al que va dirigido el clon de esas sandalias no sea el mismo que le de la versión de Chloé, pero afecta igualmente a las ventas.

Yo misma sufrí este “miedo al clon” hace unos meses con la colección de Isabel Marant para H&M. Antes de que se desvelasen las prendas que componían la colección temí porque mis pantalones de Isabel Marant fuesen fusilados para la firma sueca y perdiesen así ese componente de originalidad. Unos días más tarde, respiré aliviada al ver el lookbook.

clones-Acne-Givenchy-sheinside-2014

Hay que decir que hay clones y clones. Algunos son una mera inspiración, pero otros directamente son copias descaradas. Y de esos normalmente se encargan las tiendas chinas tipo Romwe o Sheinside que ofrecen prendas de una calidad bastante dudosa como vimos con la versión del vestido de Delpozo a unos precios irrisorios.

El problema de estas tiendas es que el término clon no se acerca ni por asomo a lo que hacen, son falsificaciones puras pero no pueden llamarse así porque en la etiqueta no aparece la marca. Lo que no impide que si la marca aparece estampada en la sudadera, ellos la clonen sin problemas. Y no solo eso, en ocasiones se atreven a promocionar la prenda, como pasa con esta sudadera de Bambi inspirada en la de Givenchy, con una foto de la versión original.

Dicho esto, creo que es mucho más fácil defender y aceptar el primer tipo de clones, los que únicamente se inspiran en la tendencia que los segundos, una clara violación de derechos de propiedad intelectual. ¿El problema? Pues como en muchos otros temas, la legislación. En Estados Unidos no hay ninguna ley que proteja los diseños de moda, algo que sí hay en España, y hasta que esto no se regule, los clones seguirán campando a sus anchas

4 pensamientos en “El mundo clon: de originales, clones y copias descaradas

  1. Estoy de acuerdo contigo, pero por mucho que se le parezca el clon al diseño original siempre habrá algún detalle que se diferencia, ya sean los materiales o el diseño. Además, al final un clon es un clon y no será igual llevar una sudadera de Givenchy que una de Primark. En cuanto a lo de la pérdida de beneficios, no creo que afecte mucho a los grandes diseñadores, siendo las tiendas que clonan las que probablemente se beneficien más.

  2. Me gustaría preguntar una cosa que me intriga. Dices que en el clon de la sudadera de Bambú ponen la foto de la original pero evidentemente es un mal clon, pero en las prendas de Zara, ¿que ocurre? Son prendas clonadas de Zara y usan las fotos de la web o son también malas copias? Porque Zara también fabrica en taiwan o china… Pueden ser las mismas? Clonados o robados? Es que me tiene en vilo esta duda
    Teneis ejemplos en este enlace.
    http://laalfombrainfrarroja.com/2014/01/25/clones-y-robados-en-she-inside/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s