Estocolmo, la globalización y el estilo escandinavo

acne-studios-clutch-oversize-coat-stockholm-fashion-week-2014


Oyes hablar del estilo escandinavo, ves fotos de street style, lees blogs… Conoces la estética al dedillo y si la compartes, hasta intentas imitarla, hacerla tuya, pero no eres realmente conocedor de él ni de hasta qué punto “gobierna” la forma de vestir de los autóctonos hasta que estás ahí.

 Hace unas semanas estuve por primera vez en Estocolmo (no será la última) y una de las actividades que más disfruté fue sentarme en un banco en Drottninggatan y ver pasar a la gente. Estuve viendo pasar gente durante más de una hora y esos más de 60 minutos se me pasaron volando.  Fue en febrero y por tanto, en pleno invierno, cuando los abrigos tapan la mayoría de las prendas así que no quiero ni imaginar lo que será ese paseo peatonal en primavera.

 No creo que pueda ni sepa explicarlo, como digo, hay que estar ahí, pero esa unidad estética que encontré en las calles de Estocolmo no creo que sea fácil encontrarla en otros países.  En un artículo para el Wall Street Journal, el artista Olafur Eliasson decía “The sense of collectivity is so strong in Nordic countries that it’s almost instinctive.” Y quizá ahí esté el quid de la cuestión.

 No hay que generalizar y es cierto que durante esa hora no todo lo que vi fue bonito, pero la mayoría de esas personas seguían los mismos cánones estéticos, parecían seguidores de una secta a la que debo decir, no me importaría nada pertenecer.

 Yo di saltos de alegría cuando Cos llegó a España y aplaudo como la que más las colecciones de & Other Stories y el poder comprarlas en nuestro país, por eso esto va a sonar muy egoísta: ojalá las grandes cadenas de mass market no triunfen ahí. Me daría mucha rabia -y sé que no soy la única- que una corriente tan fuerte perdiese fuerza por su culpa. Hasta tal punto llegó ese sentimiento cuando estuve ahí que caminando por la ciudad, si veía a alguien con una bolsa de alguna firma cuya estética nada tiene que ver con la nórdica,  me entraban ganas de quitársela y salir corriendo.

 Dicen que en la diversidad esta la riqueza, y estoy de acuerdo con ello, pero en este caso, prefiero ser egoísta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s