Coach, Loewe y cuando los cambios son a mejor

El 25 de junio de 2013 saltaba la noticia, tras cinco años al frente de Loewe, Stuart Vevers dejaba la firma española para ocupar el puesto de director creativo de Coach. Un fichaje que ponía fin a la incógnita de quien sustituirá a Reed Krakoff al frente de la firma americana pero que abría otro mucho más importante para nosotros, quién ocuparía la silla vacía en Loewe.

Vevers llegó a Coach con el mismo cometido con el que llegó primero a Mulberry y luego a Loewe, despertar una marca que parecía dormida. Y es que si de algo puede presumir el británico es de su habilidad para devolver a una marca al camino correcto sin perder en el trayecto ni su historia ni su tradición.

Las cifras no mienten y el revulsivo que supuso para Mulberry la entrada en 2005 de Stuart Vevers en su equipo creativo se vio reflejado en el fuerte crecimiento de ventas durante ese tiempo. Lo mismo pasó en 2008 cuando tomó las riendas de Loewe, donde repitió los mismos patrones que ahora está siguiendo en Coach: crear una (potente) línea ready-to-wear sin perder de vista la gallina de los huevos de oro de toda firma de moda: los accesorios.

coach-fall-2015-backstage-nyfw

El último desfile de Coach celebrado hace unos días en la Semana de la Moda de Nueva York vino a corroborar que la apuesta de la firma de lujo americana ha sido la correcta. Una colección a la que muchos editores y críticos de moda se rindieron y en la que la piel y el borrego, un material que el propio Stuar Vevers asemeja a la forma de ver el lujo de los americanos, “nada pretencioso, fueron los materiales protagonistas.

¿Y que pasa con Loewe? Con la salida de Stuart Vevers la firma española se situaba en un punto de inflexión en el que la elección de su nuevo dirección creativo podía suponer la evolución y despegue de la marca o el estancamiento de la firma española tras unos años en los que las decisiones no habían sido del todo acertadas.

Fue entonces cuando el holding francés LVMH decidió que un norirlandés, JW Anderson, se hiciese cargo de una firma española con casi 170 años de historia, fue entonces cuando Loewe entro en otra dimensión. Lo que Jonathan Anderson está haciendo en Loewe es algo a lo que no todos se atreverían: cambiar la identidad visual de la firma, incluido el logo, rediseñar el clásico Amazona… Son pasos con los que el cliente tradicional de Loewe seguramente no esté de acuerdo, pero como explicaba él en una entrevista para W Magazine, necesarios para el renacer de una marca: “Para relanzar una marca tienes que hacer que la gente se olvide de cómo era.”

natalie-hartley-yasmin-sewell-loewe-jw-anderson-bags

El concepto que Anderson tiene de Loewe, un estilo mucho más relajado que el high-glamour y el barroquismo al que Vevers nos tenía acostumbrados ha traído consigo un público objetivo y un comprador mucho más joven.

Editores de moda y blogueras de estilo, es decir, los que parten el bacalao en estos tiempos en la industria de la moda, se pasean a la salida de los desfiles con bolsos y prendas de Anderson para Loewe haciendo que la firma española compita con grandes firmas a escala global y se haga un hueco en el mercado, lo mismo que está pasando en Coach. Y es que no siempre pero a veces, los cambios, son a mejor

Un pensamiento en “Coach, Loewe y cuando los cambios son a mejor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s