La sigilosa vuelta de Christophe Decarnin

Christophe-Decarnin-Faith-connexion-fall-winter-2015

Puede que Christophe Decarnin sea el ejemplo más claro que hemos tenido en los últimos años de cómo la presión de la industria de la moda influye psicológicamente en los diseñadores.

El belga pasó de la noche a la mañana de revitalizar una casa como Balmain, de ser el superventas, el niño bonito del que toda celebrity quería vestir y toda cadena low-cost quería copiar a salir por la puerta de atrás de la firma francesa para ser ingresado en un psiquiátrico.

Decarnin es uno pero no el único. Alexander McQueen, John Galliano, L’Wren Scott… la moda de los últimos años está llena de manchas negras, unos siguen con nosotros pero otros no aguantaron esa presión que sigue aumentando temporada tras temporada. No hay mas que recordar esas palabras de Galliano durante la entrevista de Charlie Rose, cuando el periodista le pregunta sobre la muerte de McQueen y tras una pequeña pausa el gibraltareño contesta: La entendí”.

Cuatro colecciones al año que pueden convertirse en el doble si el director creativo en cuestión se encarga de dos firmas a la vez o el triple si también hace moda masculina, una rueda que nunca para de girar a la que algunos como Jean Paul Gaultier y Viktor & Rolf han dicho basta dejando sus colecciones pret-a-porter para centrarse en la Alta Costura aludiendo a querestricciones comerciales, así como el ritmo frenético de las colecciones no dejan ninguna libertad, ni el tiempo necesario para encontrar nuevas ideas e innovar.” Algo a lo que Dana Thomas, la autora del polémico “Gods and Kings”, el libro que habla sobre el paralelismo de las carreras de McQueen y Galliano llama “sacrificio en nombre del capitalismo”.

faith-connexion-fall-2015-2016-Christophe-Decarnin

Desde que Christophe Decarnin desapareció días antes de presentar su colección otoño-invierno 2011 para Balmain mucho se ha hablado sobre su estado de salud y también sobre su posible vuelta al mundo de la moda. Un regreso que muchos vinculaban a Kanye West y su anhelo por revitalizar su propia firma pero que al final ha sido mucho menos mediático.

Faith Connexion presentaba su colección otoño-invierno 2015 la pasada Semana de la Moda de París sin gran revuelo mediático y con un manifiesto que acrecentaba aún más si cabe los rumores de que Decarnin y su ex equipo en Balmain estaban detrás de la colección:

“Igual que la única obligación de un artista es ser libre, la moda tiene que ser libre. Liberada de las temporadas otoño/invierno, primavera/verano, liberada de espectáculos multimillonarios, liberada de tiendas de la marca y liberada de los diseñadores estrella.”

Los secretos en la industria de la moda no duran mucho (sino que se lo digan a Margiela) y si esta es la forma en que Decarnin ha querido volver a la industria, una mucho más pausada y no tan centrada en el consumismo voraz y las cifras de ventas, bienvenida sea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s